$2.00

El Paralítico de Betesda
[LDF006]

Diariamente la gente descendía al estanque y se colocaban en los limitados espacios que estaban entre los cinco pórticos para hablar y hacer negocios. Los judíos creían que un angel descendía al estanque y que el primero en entrar a las aguas quedaba totalmente sano. Así vivían muchos en ese pueblo de Israel, esperando un milagro sin darse cuenta que entre ellos estaba el Fabricante de Milagros. Entre las figuras que recorrían la ciudad estaba Oriel un hombre de unos cuarenta y cinco años de edad, que se veía bastante maltratado por la vida, pero bastaba una sola mirada para darse cuenta que era un hombre de fe. Todos lo conocían como el Paralítico de Betesda y calladamente, desde lejos, la gente lo admiraba por su virtud de hombre luchador. Sin embargo, siempre había uno que se le odía decir: "pobre tonto, creyendo en milagros".

Opciones disponibles:

Versión:

Comentarios
Búsqueda rápida
 
Use palabras clave para encontrar el producto que busca.
Búsqueda avanzada
0 artículos
Compartir
Comparte vía E-Mail
Comparte en Facebook Comparte en Twitter
StereoFE